Pedagogía de los Medios de Comunicación

El final de una historia...



Había conseguido cruzar al otro lado, pero a que precio...Tenía el brazo izquierdo completamente ensangrentado además de algún corte encima del ombligo que me dolía cada vez que daba un paso.
Atrás dejaba parte de mi familia, mis amigos, y aquellos llantos de miscompañeros que no podían cruzar aquella valla con tanta facilidad. Se escuchaban los ladridos de los perros y los gritos de la Guardia Civil que nos perseguía como delincuentes y personas indeseables.
A partir de ese momento estaba completamente solo. Corría como si en ello me fuerala vida, sabía que si me cogían pasaría un buen tiempo con cuidados dado que estaría en un centro de acogida, pero que tarde o temprano volvería a mis orígenes,lugar que añoro y detesto a la vez. Estaba desorientado, lo único que sabía eraque tenía que llegar a Melilla y encontrar a las afueras de la ciudad a uncontacto que me ayudaría a curarme y a encontrar trabajo.
Seguí mi camino ante la mirada de más de una persona que miraba atónita como luchaba por avanzar con la camiseta llena de sangre. A lo lejos vi aquel pilardel que me hablaron, aquel pilar que indicaba que ya no estaba lejos y ello me devolvió las fuerzas. Con algo más de ánimo avance aquellos últimos pasos queme quedaban hasta el pilar, ahí vi a tres hombres, que también eran marroquíes por lo que me acerqué y les pregunté por Mustafá. Al principio me miraron conlástima e inmediatamente uno de ellos se presentó como Mustafá y me acompañó asu hogar. Una vez allí, estaba destrozado físicamente y me sentaron en un sofá.La mujer de la casa me ofreció rápidamente algo de beber mientras el hombre examinaba mis heridas.
Mientras bebía fui entrando en un placido sueño hasta que mi mente quedó enblanco. A la mañana siguiente desperté, hacía mucha calor y no estaba muyseguro de donde estaba. La cabeza me daba alguna vuelta y me percaté de quetenía el brazo vendado y las heridas de la barriga estaban cicatrizando. Allíno había nadie, solo una nota que ponía: Es mejor que te vayas cuanto antes,Suerte.
Comprendí que la primera etapa de mi viaje había acabado, ya estaba en España la tierra de las oportunidades, o al menos eso me habían dicho. Espero que mi futuro aquí sea mejor y me permita crear una familia pensé, mientras salía porla puerta hacia ningún sitio en concreto...


He escogido este final, ya que representa una realidad que nos es cercana en nuestro país, con lo que el lector siente de cerca lo que le explican, no como si sucediera en otra parte del mundo. En la historia aparece un tema trascendental como la muerte al intentar cruzar a España. En la historia aparecen mezclas de las dos culturas, la marroquí y la española, representada por esos hombrecillos de verde.
El personaje principal se encuentra en una situación de tensión y poco a poco va habiendo un desarrollo de esa situación hasta llegar a un punto tranquilo que es donde acaba la historia, siendo un final abierto que puede invitar a muchas conclusiones finales.
En el momento de la acogida por parte de los otros personajes marroquíes, se puede ver que existe una relación de ayuda mutua por parte de aquellas personas que han de pasar por situaciones tan duras para poder cumplir su sueño.

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: